Home / Noticias / El Nuevo Diario / Panamá niega injerencia en Venezuela y rechaza “lenguaje soez” de Maduro

Panamá niega injerencia en Venezuela y rechaza “lenguaje soez” de Maduro

Panamá, 5 mar (EFE).- El Gobierno de Panamá expresó hoy su asombro por la decisión de Venezuela de romper relaciones diplomáticas con el país centroamericano y rechazó que “la iniciativa panameña constituya una injerencia en los asuntos venezolanos”.

La Cancillería panameña emitió un comunicado en el que explica que si convocó una reunión en la Organización de Estados Americanos (OEA) para discutir la situación en Venezuela, donde violentas propuestas han causado la muerte de al menos 19 personas, fue para “fortalecer la democracia y los derechos humanos”.

“Rechazamos como inaceptables las ofensas proferidas por el presidente (venezolano,) Nicolás Maduro, en contra de nuestro país y su más alta autoridad. El lenguaje soez utilizado es impropio del presidente de un hermano país”, indicó el comunicado.

El Gobierno panameño expresó “su asombro” por la reacción de Venezuela de cortar las relaciones y señaló que “no entendemos los temores del Gobierno venezolano”.

“La respuesta del Gobierno venezolano a esta iniciativa de paz, ha sido pretender que la solución de sus problemas internos pasa por entrar en un conflicto internacional, lo que a todas luces es un error”, sostuvo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá.

La Cancillería panameña agregó que, “pese” a la reacción del Gobierno de Venezuela, “reitera su llamado a todos los sectores de la sociedad venezolana para que inicien prontamente un diálogo que permita alcanzar una solución entre venezolanos y hace votos para que la paz y tranquilidad sean alcanzadas”.

El presidente Maduro anunció este miércoles la ruptura de las relaciones diplomáticas con Panamá, así como la congelación de las relaciones económicas y comerciales entre los dos países.

“He decidido romper relaciones políticas y diplomáticas con el Gobierno actual de Panamá y congelar todas las relaciones comerciales y económicas desde este momento”, indicó Maduro en un acto de homenaje al fallecido presidente venezolano Hugo Chávez.

Maduro hizo el anuncio después de que el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) anunciara que estudiará este jueves una solicitud de Panamá para convocar una reunión de consulta de los cancilleres sobre la situación de Venezuela.

El mandatario venezolano tildó al Gobierno de Panamá de “lacayo” y tuvo duras palabras contra su homólogo panameño, Ricardo Martinelli, al que acusó de no ser “digno de su pueblo” y de haber estado “activamente obrando contra Venezuela, creando condiciones para que la OEA y otros organismos den un paso de intervención” sobre el país suramericano.

El Consejo Permanente de la OEA se reunirá este jueves en Washington para analizar la crisis en Venezuela, anunció el miércoles el embajador de Panamá en la organización, Arturo Vallarino.

Venezuela y Panamá retiraron sus respectivos embajadores el pasado 20 de febrero, después de que el Gobierno del país suramericano acusara al panameño de entrometerse en sus asuntos internos y éste último lo negara.

La decisión del presidente Maduro de retirar a su embajadora en Panamá, Elena Salcedo, obedeció a las “declaraciones injerencistas de la Cancillería panameña” expresadas días antes en un comunicado sobre la situación venezolana.

El Ejecutivo panameño respondió de inmediato llamando a consultas a su embajador en Caracas, Pedro Pereira, y el canciller de Panamá, Francisco Álvarez de Soto, aseveró que su país “no tiene por política la injerencia”.

Panamá informó el pasado 25 de febrero que había propuesto la “convocatoria urgente de una reunión de consulta” de cancilleres de los países miembros de la OEA, para “considerar” la situación de Venezuela y buscar iniciativas para ayudar a “encontrar una solución a través del diálogo entre venezolanos”.

La reunión se realizaría el 27 febrero, pero fue pospuesta debido a que la representación de Venezuela ante la OEA solicitó dejar sin efecto la convocatoria “alegando cuestiones de procedimiento”, explicó en esa ocasión la Cancillería de Panamá en un comunicado

La ruptura de relaciones diplomáticas de Venezuela con Panamá obedece a la “desacertada” política exterior panameña y afectará directamente a los comerciantes de la Zona Libre de Colón (ZLC), dijeron hoy a Efe analistas internacionales.

Panamá sufrirá ruptura de relaciones con Venezuela, según analistas

Los expertos reconocen que la decisión del presidente venezolano, Nicolás Maduro, es en respuesta a la iniciativa de Panamá de pedir una reunión del Consejo Permanente de la OEA para analizar la situación en Venezuela, y consideran que el gobernante panameño, Ricardo Martinelli, no la rectificará en lo que resta del mandato, que concluirá 1 de julio.

“Todo esto, en mi opinión, obedece a una política desacertada del Gobierno Nacional (de Panamá) que no ha sabido manejar las relaciones internacionales”, señaló a Efe el abogado internacionalista Julio Berrío.

Berrío recordó que por el Ministerio panameño de Exteriores han pasado en los últimos años cinco cancilleres, de lo cuales, afirmó, “uno es más malo siempre que el otro” pues “no conocen de la política exterior” y “no saben que el país tiene que diseñar una política neutralista de no injerencia en los asuntos de otros países” .

Maduro anunció este miércoles la ruptura de las relaciones diplomáticas con Panamá, así como la congelación de las relaciones económicas y comerciales entre los dos países.

El mandatario hizo la declaración después de que el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) anunciara que estudiará este jueves una solicitud de Panamá para convocar una reunión de consulta de los cancilleres sobre la situación de Venezuela.

Maduro tildó al Gobierno de Panamá de “lacayo” y tuvo duras palabras contra Martinelli, al que acusó de no ser “digno de su pueblo” y de haber estado “activamente obrando contra Venezuela, creando condiciones para que la OEA y otros organismos den un paso de intervención” sobre el país suramericano.

Berrío recordó que los desaciertos en materia de política exterior han llevado al Gobierno de Martinelli a “meterse en problemas que no maneja el país”, como apoyar a Israel en el control de Jerusalén y apoyar a Japón en su disputa de las islas en las costas de China, entre otros asuntos.

Para Berrío, una muestra de esa desacertada hoja de ruta de la política exterior panameña es la de haber propuesto la reunión del Consejo Permanente de la OEA para el caso de Venezuela.

Consiste en “meternos en el problema de Venezuela, para hacerle el favor a los estadounidenses que no se atreven a pedir la reunión de la OEA para que no digan que ellos son los intervencionistas”, enfatizó el analista.

Berrío cree que la ruptura de relaciones entre Panamá y Venezuela permanecerá hasta que se produzca un cambio de Gobierno tras las elecciones del 4 de mayo próximo.

El analista advirtió, además, que la congelación de los vínculos comerciales y económicos afectará a los comerciantes panameños y a la ZLC “con su principal cliente” que es el país sudamericano.

“No le van a comprar ni una tachuela a Panamá”, destacó.

Una opinión similar emitió el abogado internacionalista y catedrático universitario Miguel Antonio Bernal, al señalar que el Gobierno venezolano “se quita un gran peso de encima” con la millonaria deuda que mantiene con la zona franca panameña.

Bernal afirmó que la reacción de Venezuela de romper relaciones era de esperarse ya que Panamá “está siguiendo las instrucciones de Washington” convocando la reunión de la OEA.

“Panamá no tiene ninguna iniciativa diplomática en los organismos internacionales. Esto perjudica las relaciones entre dos pueblos hermanos y los bolsillos de los (comerciantes) afectados (…) no creo que el bolsillo de Martinelli”. agregó.

Por su parte, La Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panama (CCIAP) rechazó la decisión del gobernante venezolano.

“Las relaciones comerciales que mantiene Panamá con Venezuela, primordialmente a través de la Zona Libre de Colón y algunas líneas aéreas, ya se encontraban paralizadas casi en su totalidad. A pesar de esta nueva situación, aspiramos a que estos hechos no afecten aún más nuestra economía ni restrinja las oportunidades de los venezolanos”, dijo el presidente de la CCIAP, José Luis Ford.

El empresario Severo Sousa, miembro de la Asociación de Usuarios de la Zona Libre de Colón (AUZLC), dijo a la televisión local Telemetro que la situación llega en mal momento y justo cuando ambas naciones habían logrado acercamientos para el pago de una deuda por más de mil millones de dólares.

“Todo eso queda congelado, la comisión que se tenía entre ambos gobiernos obviamente no va a prosperar”, expresó Sousa y señaló que las más afectadas serán las pequeñas y medianas empresas.

Sousa explicó que “hasta hace poco Venezuela era el primer país de exportación de la ZLC, con un 20 % lo que representaba cinco mil millones de dólares”.


Internacionales

injerencia lenguaje niega Panamá soez
Scroll To Top