Home / Noticias / El Nacional / Los tropiezos con el verbo ”haber”

Los tropiezos con el verbo ”haber”

POR: RAFAEL PERALTA ROMERO
rafaelperaltar@gmail.com

 
El verbo /haber/ es una pieza de uso diario y hay que tenerla disponible siempre. De su empleo no escapa nadie que hable en español. A menudo se convierte en piedra de choque para algunos hablantes, mientras otros ni siquiera advierten que son tropiezos ciertas formas de conjugarlo.

La función principal de /haber/ es como auxiliar, para, con el participio de los otros verbos, formar los tiempos compuestos.
He aquí su conjugación en el modo indicativo. Presente: yo he, tú has, él ha, nosotros hemos, vosotros habéis, ellos han / Pretérito imperfecto: yo había, tú habías, él había, nosotros habíamos, vosotros habíais, ellos habían / Pretérito perfecto: yo hube, tú hubiste, él hubo, nosotros hubimos, vosotros hubisteis, ellos hubieron / Futuro: yo habré, tú habrás, él habrá, nosotros habremos, vosotros habréis, ellos habrán/ Condicional: yo habría, tú habrías, él habría, nosotros habríamos, vosotros habríais, ellos habrían.

A cualquiera de estas formas añada usted el participio del verbo que quiera y tendrá el tiempo compuesto. Es como actúa /haber/ de forma personal (he amado, habían comido, hubieron llegado, habrán hablado, habrían venido).

En ninguna de las formas citadas, tampoco en el modo subjuntivo, (hayamos, hubiéramos o hubiésemos, hubiéremos) aparece el famoso “habemos”, cuyo empleo no tiene razón de ser. Hay personas, entre las que me cuento, que quieren borrar esta afrentosa palabra.
Verbo impersonal
Además de su empleo como auxiliar, el otro uso fundamental de /haber/ es denotar la presencia o existencia de lo designado por el sustantivo que lo acompaña y que va normalmente pospuesto al verbo: Hay alguien esperándote; Había un taxi en la puerta; Mañana no habrá función; Hubo un serio problema.

Como se ve, en el primer ejemplo, en este uso, la tercera persona del singular del presente de indicativo adopta la forma especial /hay/. Así pues, etimológicamente, esta construcción carece de sujeto; es, por tanto, impersonal y, en consecuencia, el sustantivo pospuesto desempeña la función de complemento directo.

Por su carácter impersonal, solo puede conjugarse en tercera persona del singular, de modo que si se desea expresar la presencia de primeras o segundas personas, no debe utilizarse, en la lengua culta, el verbo haber, aunque frecuentemente se haga así en la lengua popular, recurriendo a la equívoca forma “habemos”.
La conjugación incluye las formas: hubieron (pretérito perfecto) y habrán (futuro) para expresiones como: Hubieron traído y Habrán necesitado.

La forma /hubieron/ sólo cabe seguida de un participio, pero nunca precediendo a sustantivos o adverbios, como los casos (incorrectos): Hubieron muchas mujeres en la fiesta / Habrán rifas y regalos.

Lo que procede: Hubo muchas mujeres en la fiesta / Habrá rifas y regalos.
En ambos casos /haber/ es impersonal como ocurre en las siguientes oraciones: Hoy habrá truenos y relámpagos/ En esa convención habrá problemas.
Hasta el próximo domingo.

The post Los tropiezos con el verbo ”haber” appeared first on .

haber tropiezos verbo
Scroll To Top