Home / Noticias / El Nuevo Diario / Complicidad por oro negro

Complicidad por oro negro

Es totalmente vergonzosa la actitud de la OEA y como ha venido violando todos los estatutos que le dieron vigencia en el caso del genocidio del gobierno venezolano contra el pueblo desarmado que pide justicia. Vergonzoso es también la complicidad de los países latinoamericanos, con la excepción de Panamá, al hacerse los locos frente a esa barbarie de lesa humanidad. Venezuela ha comprado el silencio y la complicidad de varios gobernantes del área los cuales actúan por miedo a perder el suministro de petróleo que Venezuela alardea en facilitar a los países del área. Qué vergüenza!

Solo algunos escritores articulistas han hablado sin tapujos y han condenado esas malvadas acciones del gobierno venezolano. Cuba de inmediato envió un contingente militar para ayudar en la masacre al gobierno venezolano y sin dudas lo hace también Colombia por medio de la guerrilla la cual cuenta con amigos íntimos dentro del gobierno venezolano.

En este mismo periódico la jefa de edición y redacción valientemente escribió: “La República Dominicana tiene que ir pensando cómo no depender del Acuerdo de Petrocaribe. En la situación en que está Venezuela, este acuerdo no es estable, ya que si se viene abajo el chavismo es casi imposible que perdure Petrocaribe, y en caso de que permanezca en el poder, de seguro continuará la cadena de violaciones de los derechos humanos, la represión y el descalabro económico de ese país”.

Sin embargo otros redactores para conservar sus tajadas comerciales con el gobierno se tragaron sus ideas, por el contrario, algunos de esos editoriales son una verdadera vergüenza, pero no voy a citarlos por respeto a la buena relación de este periódico con esos medios.

Los países que han callado por complicidad, se van a lamentar, y digo que se lamentaran porque es imposible que un mal dure 100 años. Venezuela por su parte ha dicho a sus cómplices en especial a RD que ratificaba este martes 4 de marzo su compromiso con la continuación del acuerdo de Petrocaribe, y destacó que República Dominicana ha desarrollado un esquema de compensación por un monto de 150 millones de dólares en productos que cubrirá la factura de este año y parte del 2015. Con esa estrategia venezolana se logra el silencio de Danilo Medina y de sus rémoras.

En cuanto a los muertos venezolanos, entre ellos niños, se le miente al mundo con cifras irrisorias como 23, cuando lo real es de al menos 70 si tomamos los cientos de presos incomunicados y desaparecidos, cosa en la cual es experta la misión cubana que ayuda al gobierno venezolano.

Venezuela no es una democracia, lo dice la forma misteriosa en que el actual presidente fue apresuradamente proclamado y la conducta bochornosa contra la prensa y la clase comerciante y ahora a la oposición y a los estudiantes. Es un gobierno intolerante, condición sine qua non es imposible exista democracia en una nación.

La OEA por su parte también se hizo cómplice de Venezuela al demorar tratar ese asunto, tiempo en el cual el gobierno venezolano ha ampliado su retaliación y golpeo a la oposición y al pueblo en general, Venezuela estuvo dilatando esta reunión durante más de una semana, pero afortunadamente ya se logró la convocatoria. Y de esa convocatoria salió una declaración de expresar sus condolencias y solidaridad con las víctimas y sus familiares, con el pueblo y el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, y hace votos para que las investigaciones tengan una rápida y justa conclusión. Mantuvo su respeto al principio de no intervención en los asuntos internos de los Estados y su compromiso con la defensa de la institucionalidad democrática y del estado de derecho de acuerdo con la Carta de la OEA y el derecho internacional. También expresó su más enérgico rechazo a toda forma de violencia e intolerancia, y hace un llamado a todos los sectores a la paz, a la tranquilidad y al respeto a los derechos humanos y libertades fundamentales, incluyendo los derechos a la libertad de expresión y reunión pacífica, circulación, salud y educación.

Tres países se manifestaron en contra, entre ellos Estados Unidos que apoya el llamado a una resolución pacífica de la situación en Venezuela con base en un diálogo auténticamente inclusivo. Sin embargo, Estados Unidos no puede respaldar esta declaración dado que no refleja adecuadamente el compromiso de la Organización de promover la democracia y los derechos humanos en el Hemisferio. Además, la declaración coloca a la OEA en una posición de parcialismo, lo cual no puede hacer.

Como dijo Balaguer: “lloraremos como mujeres lo que no sepamos defender como hombres”.

Venezuela ha sabido concitar el apoyo de los países del Caribe, pues tiene un puñado de votos decisivos en el seno de la organización, que le ha permitido decantar la balanza a su favor en muchas ocasiones a lo largo de los últimos años. Este jueves, el apoyo del bloque del ALBA y del Caricom determinó que ni siquiera se llegaran a contemplar ni la posibilidad de una convocatoria de los ministros de Asuntos Exteriores de la OEA para debatir la respuesta conjunta de la organización ante la crisis venezolana, ni el envío de una misión observadora, dos opciones contra las que arremetió duramente el presidente Maduro durante los fastos por el aniversario de la muerte de Hugo Chávez.

Oremos por Venezuela, ese pueblo se bate entre la miseria, el desabastecimiento, la censura y la opresión. Oremos para que como cómplices no nos venga algo peor que lo negro del petróleo y su contaminación.


Opinión

complicidad”
Scroll To Top