Home / Noticias / El Nuevo Diario / Bailando con zapatos nuevos

Bailando con zapatos nuevos

Más que destacar en manos de quien pudiera estar ahora el control de los organismos del Partido de la Liberación Dominicana, PLD, habría que colegir, que quien se hace grande y sale fortalecido, luego de realizar en paz sus procesos internos de renovación de sus Comité Central y Político, es la propia organización partidaria, que sin lugar a dudas sienta ante el país, un buen ejemplo democrático.

Por ello, quienes desde la acera del frente se regocijan, porque la correlación de fuerzas a lo interno del PLD, hayan cambiado de mando, y ahora, el Presidente Danilo Medina, supere en simpatizantes en las estructuras de dirección del partido, al ex presidente Leonel Fernández, están bailando con zapatos nuevos, y al parecer gastarán sus suelas en vano, esperando una tormenta divisionista, que aunque no es imposible, difícilmente se produzca, por la madurez de ambos líderes y de quienes les rodean.

Ciertamente, hay varios tramos que aún faltan por recorrer con miras a las elecciones del 2016, que sin lugar a dudas, traerán fricciones y enfrentamientos por la escogencia de candidaturas a todos los niveles y el control de otros estamentos directivos, en las provincias y municipios, eventos estos, que nuevamente pondrán a prueba el buen sentido de su dirigencia.

Luego de ahí, y lógicamente, de sus resultados, tendremos más definido en panorama electoral dominicano, porque de salir airosos y en armonía de sus consultas internas, resultaría altamente difícil superar en votos al partido gobernante, a una oposición que se ha abrazado a la sin razón, perdiendo de vista quienes son sus reales adversarios políticos y se enfrentan entre sí, en una lucha sin cuartel, de la que más temprano que tarde se lamentarán, y echarán el chuipi del mea culpa por los errores cometidos, pero aún andan a tiempo, aunque parezca imposible recoger tanto muladar regado.

Quiera Dios, que las demás fuerzas partidarias entonen en un ambiente democrático sus diferencias y particularidades en aras del bien común y acudamos una elecciones sumamente participativas en que la sociedad dominicana encuentre un amplio abanico de opciones en las que pueda confiar su destino.


Opinión

Scroll To Top